Promoveremos la creación y la formalización de empleos, sobre todo de los jóvenes, para bajar la tasa de desempleo a menos del 6% en el 2021. Queremos garantizar los derechos laborales en el marco de la flexibilización de horarios, del contrato de aprendizaje, de la protección de los trabajadores independientes, del teletrabajo.



Más de un 1 millón de costarricenses están desempleados o trabajan en la informalidad. Además, se han creado muy pocos trabajos nuevos en los últimos 8 años. En 2015 y 2016 apenas se crearon 56.000 empleos (contra los 217.000 de la meta cuatrienal del Plan Nacional de Desarrollo).

Promover la creación de más puestos de trabajo y la formalización del empleo, así como el reconocimiento y la protección de los trabajadores independientes.

Bajar la tasa de desempleo del 9,5% (2017) a menos del 6% en el 2021.

Facilitar el acceso al trabajo de los más jóvenes, eliminar requisitos y disminuir cargas sociales para los tres primeros años de trabajo de los jóvenes mayores de 18 años.

No aumentar las cargas sobre el trabajo ni la rigidez laboral.

Estimular la creación de empresas –pequeñas, medianas y grandes–, sobre todo aquellas que promueven trabajos decentes.

Luchar contra la informalidad laboral, atacar los excesos de regulaciones administrativas y simplificar los trámites de formalización en las Municipalidades (permisos, patentes, usos de suelo, etc.), en la CCSS y en las instituciones públicas (MEIC, Salud, Registro Público, etc.).

Atraer empresas nacionales y extranjeras para que inviertan en nuestro país en el marco del respeto a nuestras leyes y valores.

Recuperar la seguridad jurídica, la seguridad política, la seguridad económica para las empresas y para los trabajadores.

Garantizar derechos laborales en el marco de la flexibilización de horarios y aprobar legislación para promover el contrato de aprendizaje: más educación vocacional y dual, educación en y para el trabajo.

Incentivar la capacitación para el trabajo, ya que la oferta de trabajadores calificados atrae empresas y crea demanda laboral.

Renovar el INA y eliminar requisito de bachillerato en sus cursos, así como promover los centros de estudios politécnicos.

Reconocimiento y protección del teletrabajo.

¿Cómo?